PRESUPUESTO

¡Queremos conocer sus necesidades!

Estaremos encantados de poner toda nuestra experiencia y conocimiento a su disposición.






06.06.2014Branding

¿Cuándo actualizar la imagen de mi empresa?

Parece que últimamente se respira con más intensidad cierto aire de optimismo ante el futuro más inmediato. Posibles cambios que afectan sin lugar a dudas al ánimo y actitud de los que vivimos esta época. Es momento de renovarse y por eso me ha parecido el mejor momento para abordar cuestiones tan interesantes como las que tanta gente nos plantea, ¿es necesario renovar la imagen de mi empresa?, ¿debo modificar la imagen de marca?, quiero actualizar la identidad corporativa de mi proyecto ¿qué puedo hacer? Intentaré dar respuesta a estas preguntas y aclarar ciertos conceptos a tener en cuenta.

¿Qué es un restyling o actualización de marca?

Se trata de la actualización de la identidad gráfica corporativa de una empresa o producto. No confundir con rebranding, que es la modificación de la marca incluyendo la denominación comercial.

Un restyling es la modificación sutil gráfica de nuestra imagen de marca. Pequeñas modificaciones y ajustes que se realizan tras un exhaustivo estudio para mejorar aspectos técnicos problemáticos, depurar, actualizar y reforzar el/los significados connotativos que deseamos transmitir con nuestra estrategia de marca.

¿Cuándo debo actualizar la imágen de marca?

Lo más positivo es que puede que ya tengas esa pregunta en la cabeza, lo cual dice de ti que tienes inquietudes por mejorar y seguir avanzando en el ámbito comercial, esto es lo primero a tener en cuenta. Llegados a este punto voy a enumerar una lista de razones por las que debemos renovar la imagen de marca:

  1. Ha pasado bastante tiempo desde que se concibió la marca:
    Si ha pasado tiempo desde que se creó la marca, muy posiblemente ésta ha dejado de transmitir los valores y la filosofía que pretendía a tus clientes o posibles clientes por una razón muy sencilla, la sociedad evoluciona a aun ritmo vertiginoso si hablamos de comunicación y cultura visual. Es posible que esto no sea así. Si la imagen fue bien construida puede seguir funcionando como el primer día, en cualquier caso es momento de someterla a revisión por una empresa especializada.
  2. Mi negocio ya es estable:
    Ha pasado un tiempo prudencial desde que emprendiste el negocio y ahora la actividad es estable. Seguro que este tiempo ha servido también para valorar la imagen original del negocio y poner en juicio algunos aspectos de la misma.
  3. Quiero relanzar la marca o reactivar la actividad de mi empresa:
    Es posible que por distintos motivos, el más común puede ser “La Crisis”, tu empresa o proyecto se encuentre en una situación de reactivación. Es sin duda un buen momento para poner en valor la imagen que se quiere transmitir. Seguro que es el punto más importante a tener en cuenta pues recuperar la credibilidad de tu marca conlleva causar una primera impresión estratégica bien estudiada.
  4. La imagen de mi empresa es “mala”:
    Si tú mismo defines la imagen de tu empresa como mala o poco acertada, si ni tú ni tus empleados estáis del todo cómodos con ella deja que los profesionales estudien bien la situación de tu empresa y valoren objetivamente la marca, seguro que se pueden hacer grandes cosas para solucionar esa situación.
  5. Crecimiento o modificación de la actividad:
    Si estás pensando en trabajar con nuevos productos, realizar comercio exterior o has valorado que es mejor modificar la actividad de la empresa en mayor o menor medida, también debes realizar modificaciones puesto que la imagen que se realizó puede que no sea válida para esta nueva actividad.
  6. El cliente no reconoce la marca o no termina de ser efectiva:
    La idea original puede ser buena, pero si no ha sido bien estudiada y/o construida, puede que esta intención se quede sólo en eso, una intención. En muchos casos es necesaria la actualización de la imagen e incluso un rebranding, modificación de la especificación del sector o la generación de un eslogan corporativo para hacer que la imagen de marca funcione como debe y cumplir así los objetivos que se han marcado.

Si has leído esta lista y te sientes identificado con algún punto, estás en el momento de tomar la decisión y comenzar con el cambio, se trate de un negocio pequeño o una gran multinacional estas situaciones son universalmente válidas para acertar en el momento de actualizar tu marca, mejorar y seguir creciendo con una estrategia más sólida y efectiva.

Si ya has tomado la decisión o si aún tienes dudas debes dejarte asesorar por una empresa especializada.

Para muestra un botón. Aquí tienes algunos de los restyling creados por La Sastrería Comunicación:

blog-restyling-modelplastblog-restyling-coaatgrblog-restyling-fijaplastblog-restyling-gestion360